Ortodoncia y ortopedia funcional

Debemos diferenciar entre Ortopedia y Ortodoncia, aunque ambas están muy relacionadas.

Diferencias entre la Ortopedia y la Ortodoncia

La ortopedia  funcional se basa más en corregir problemas estructurales o funcionales, es decir,  va a dirigir su tratamiento al correcto desarrollo de los maxilares (hueso), buen funcionamiento de los tejidos blandos (busca el equilibrio de la lengua, labios y mejillas para que los dientes puedan colocarse correctamente dentro de las aracadas), correcta masticación (masticación bilateral) y correcta respiración (muy importante para el correcto desarrollo de los senos del cráneo y de los huesos  maxilares donde se colocarán los dientes).

Con la ortopedia, vamos a prevenir y tratar problemas posturales en los niños tales como escoliosis, lordosis, mala pisada, migrañas, dolores crónicos…

La ortopedia funcional, busca el equilibrio entre los tejidos blandos y los duros para que ambos se desarrollen correctamente. Cuando decimos que buscamos el equilibrio, no solo nos limitamos a la boca, este equilibrio debe darse en todas las partes del cuerpo, para evitar o tratar problemas posturales (para ello hay que entender al sistema como uno solo y no por partes).

La ortopedia la aplicaremos mientras existe crecimiento, por tanto suele realizarse a edades tempranas.

Problemas Funcionales

Los problemas funcionales pueden ser varios como deglución atípica, masticación unilateral, falta de sellado labial, colocación baja de la lengua o lengua colocada entre los dientes, respiración oral o mixta, interposición del labio inferior, chuparse el dedo… Cuando existen alteraciones funcionales, no habrá equilibrio entre la lengua , los labios, las mejillas y los dientes, produciéndose alteraciones en el desarrollo de los maxilares. Esta alteración puede provocar maloclusiones como:

Mordidas cruzadas unilateral o bilaterales.

Suelen producirse cuando se come más por un lado que por el otro, cuando hay fata de sellado labial, pues en estos  casos la lengua no se coloca en el maxilar de manera que éste no se desarrolla en sentido transversal (ancho) y sin embargo la mandíbula suele desarrollarse más por la fuerza que la lengua ejerce sobre ella.

Mordida abierta anterior o posterior.

Esto es que los dientes de arriba y los  de abajo no llegan a tocarse (no puedo cortar un hilo). Se suele producir cuando la lengua se coloca entre los dientes, bien delante entre los incisivos o bien en la parte posterior.

Clase II de Angle.

Existe mayor crecimiento anterior del  maxilar superior que la mandíbula. Cuando tengo por ejemplo las mejillas muy apretadas contra el maxilar, este no puede crecer en sentido transversal (ancho) y lo hace en sentido anterior (hacia delante). Esto puede estar acompañada de una mayor presión del labio inferior sobre los incisivos inferiores que provocan una falta de crecimiento de mandíbula hacia delante. Lo que vemos es unos dientes superiores  más vestibulizados (salidos para afuera). El problema puede ser, por maxilar grande, mandíbula pequeña o una combinación de ambos.

Clase III de Angle.

Cuando la mandíbula crece más que el maxilar superior. Es justo el caso contario. Suele haber una lengua baja y un aumento en el tono del labio  superior.

Apiñamiento

Se ven los dientes montados. Puede estar debido por un exceso de tono de los labios y mejillas que no dejan que los huesos se desarrollen, pero también por falta de respiración nasal ya que cuando  respiro por la boca, el aire no hace su recorrido habitual  por tanto los senos del  cráneo no funcionan y no se desarrollan correctamente. Si los senos no se desarrollan, los maxilares no crecen por tanto los dientes no cabrán en las arcadas.

Aparatos Funcionales

Cuando ponemos aparatos funcionales tipo Klammt, bionator, Frankel, RFA, placas con pistas de desarrollo… no trabajamos directamente sobre los dientes. Lo que hacemos es crear una matriz funcional para que todos los tejidos puedan realizar sus funciones según está previsto en el ser humano, permitiendo por tanto el correcto desarrollo de las estructuras y conseguir así que ambos maxilares estén equilibrados.

Junto a los aparatos funcionales el tratamiento suele acompañarse de unos ejercicios muy sencillos que el paciente debe realizar para educar correctamente las funciones. En ocasiones podemos precisar colaboracion con el logopeda.

Todas estas alteraciones van a relacionarse también con problemas posturales, migrañas, alergias, déficit de atención, sequedad  de boca, lumbalgias, dolor de cuello etc.

La ortodoncia se centra más en el movimiento dentario, mediante la aplicación de fuerzas sobre los dientes. Para ello solemos usar brackets, aunque también podemos usar otro tipo de aparatos, como férulas transparentes (ortodoncia invisible), placas con resortes etc.

La ortodoncia se usa más en adolescentes y adultos.

A veces son necesarias la combinación de ambas.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar