A continuación le detallamos algunos consejos prácticos para mejorar su salud bucodental:

  Recuerde:   - mantener la higiene dental le ayudará a vivir mejor.
  - el cepillado antes de ir a dormir es el más importante.
  - acuda a su dentista al menos dos veces al año para revisiones y limpiezas.
  - los dientes naturales pueden y deben conservarse toda su vida.
  - 12 horas después de lavarte los dientes, las bacterias que habitan nuestra
  boca comienzan a liberar gases, entre ellos sulfuro, que producen mal aliento
  y halitosis.

  El cepillado,
  cómo proteger sus dientes y encias:

   


  El mejor consejo es la prevención.
  Si deja que la placa se acumule, las bacterias atacan constantemente los dientes
  y las encías, de modo que lo más importante es evitar la acumulación de la placa. 
  Esto se logra cepillando los dientes y usando la seda dental cuidadosamente.
  Sí usted   hace esto todos los días, puede evitar la aparición de enfermedades. 
  Los dentistas han notado que los pacientes mejoran una vez que se limpia la
  placa bacteriana, incluso en los casos en que la enfermedad ya existe. 
  La inflamación desaparece en menos de una semana, las encías se desinflaman
  y se reafirman. Después de algunas semanas los dientes flojos se vuelven firmes.
  El cuidado dental en el hogar es indispensable para evitar que se presente la
  enfermedad periodental otra vez.
  Normalmente, las personas que limpian la placa correcta y regularmente evitan
  que se presenten estos problemas.
  

  Reemplace su cepillo con frecuencia. Sí su cepillo está en malas condiciones,
  debe reemplazarlo, puede causar daños a sus encías.

  El cepillado dental tiene por principal objetivo desorganizar la placa bacteriana
  dental. Debe hacerlo cuidadosamente y al menos dos veces al día.
  Los siguientes pasos pueden ayudarle:




1 Use un cepillo de nylon, con mango recto, de cerdas rectas y suaves con las
puntas redondeadas, adecuado a su boca. Utilice pasta de dientes con flúor,
ya que ésta sustancia da mayor protección contra la placa.




2 Cepille sus dientes con el movimiento que le sea más cómodo.
Es importante que no lo haga demasiado fuerte, pero sí lo suficiente
para que elimine la placa de la superficie de sus dientes.




3 Se recomienda usar movimientos circulares, y movimientos cortos
de atrás hacia delante para limpiar las piezas dentales.




4 Cepille la superficie de la lengua, ya que en ésta área se acumulan
restos de alimentos y bacterias.


 
   Use la seda dental (o hilo dental) para limpiar la placa entre los dientes
y las muelas, donde se acumulan las bacterias y donde se inician la mayor
parte de infecciones.

1 Manera de sostener la seda dental para limpiar los dientes superiores.

2 Coloque la seda dental entre los dientes y, moviendolo de atrás hacia
delante, súbalo (o bájelo) hacía la raiz del diente. Frote suavemente el lado
del diente con la seda desde el interior de la encía hacia la superficie.

3 Repita este proceso, de uno en uno, con todos los dientes y las muelas.
Limpiar cada diente de ésta manera rompe las acumulaciones de placa.

 Usar la seda dental en las muelas de atrás es un poco más dificil, así que
probablemente le llevará algo más de tiempo aprender a hacerlo.

 Su Higienista Dental le puede enseñar cómo alcanzar éstas áreas difíciles.
También puede comprar un instrumento especial para sostener la seda dental
y facilitar su uso.

 
  
Clínica concertada con la Junta de Andalucía.  Nº de registro sanitario 10419
Todas nuestras instalaciones son accesibles.
 Laboratorio de Prótesis propio. Licencia de Fabricante de Productos Sanitarios  Nº 0715PS